Global Basket UAB arranca la Liga Catalana con victoria y mucho margen de mejora

Tras el aplazamiento, hace dos semanas, de la primera jornada de la Liga Catalana BCR (Grupo A), los hombres de Oscar Trigo afrontaban el encuentro de una forma singular. Un encuentro que servía de termómetro para el equipo, para ver el nivel del equipo a día de hoy. Sobre todo porque suponía el debut en partido oficial para dos de las incorporaciones del equipo para esta campaña.

El choque, que se disputaba ayer a las 18:15 en el Pavelló Nord de Sabadell, empezaba muy pausado. Al conjunto sabadellense, inmerso en pleno proceso de adaptación a un juego de mucha más altura, le costó entrar en el partido, principalmente porque los jugadores locales no supieron aprovechar este aspecto físico. Y prueba de ello fue que al final del primer periodo el resultado fue de empate a 6.

En el transcurso del segundo cuarto, la intensidad en la ofensiva aumentó ligeramente. Se consiguieron mejores posiciones de tiro, factor que repercutió en un mayor hacierto de cara al aro. Sin embargo, se seguían permitiendo demasiados cortes por delante que permitían a los gerundenses encontrar posiciones liberadas para anotar. Este último factor, principalmente, hacía que los sabadellenses marcharan al descanso con un pobre 20-11 en el electrónico.

El inicio del segundo tiempo estuvo de nuevo cargado de errores defensivos en el corte, permitiendo que los rivales quedaran liberados para conseguir acciones sencillas de tiro. En la ofensiva, los pobres porcentajes de tiro volvieron a ser protagonistas, aunque la defensa ajustada en la zona de Mifas Girona concedía a Global Basket muchos lanzamientos libres de marca. En el apartado defensivo se mantenía la misma tónica que en el cuarto anterior, con un Global Basket que, a veces, permitía cortes defensivos que acababan en canasta fáciil.

Sin embargo, este último factor fue el que cambió en el cuarto y definitivo parcial. Fundamentalmente gracias a la mejor condición física local, los sabadellenses consiguieron cerrar la mayoría de los espacios al contrario, así como forzar pérdidas de balón a los visitantes. Este tipo de situaciones hicieron que la diferencia final se incrementase hasta el 47-24 final.

Deja un comentario