Agónica victoria de Global Basket

[Castellano]

Global Basket tenía un reto muy complicado. El conjunto vallesano disputaba el partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Nacional con la ausencia de un jugador franquicia como Sergio Gómez. El equipo sabía, por lo tanto, que si quería llevarse el encuentro debía dar un paso más tanto en ataque como en defensa. En este caso, el equipo dirigido por Òscar Trigo medía sus fuerzas en casa contra CEM Hospitalet.

El inicio del choque ya dejó entrever que iba a ser un partido complicado. La falta de ideas en ataque provocaba que el equipo local seleccionara mal los tiros. La floja defensa causaba que el conjunto visitante dispusiera de situaciones cómodas en ataque. Con todo, el marcador al final del primer periodo era de empate a 10.

Una tónica similar se vivió en el segundo cuarto, con el agravante de que los tiros que en el anterior parcial habían entrado, en este no lo hicieron. Global Basket sufría principalmente porque no había balance defensivo, cosa que permitía al conjunto visitante finalizar con acciones de contraataque fáciles. Esto propició que el segundo cuarto acabara con una ventaja de cuatro puntos para CEM; situando el marcador en 23-27 favorable al cuadro visitante.

En el tercer cuarto se produjo la jugada más trascendental del partido. El jugador del combinado visitante, Oliver Gil, tuvo que ser hospitalizado por una brecha en la cabeza producida por un fortuito golpe contra la silla de un jugador de Global Basket. En esos instantes, el equipo seguía en la misma línea, errático en el tiro y blando en defensa. El marcador al final de este cuarto fue de 33-37 para los visitantes.

En el cuarto tiempo, Global Basket desarrolló el juego con el que más cómodo se siente, presionando a toda la pista, provocando errores del conjunto visitante. Los tiros que no entraron en los anteriores periodos esta vez sí lo hicieron, logrando llevar el choque a la prórroga, con el marcador de 45 iguales.

Los últimos cinco minutos del encuentro estuvieron cargados de tensión en los que al conjunto sabadellense no le tembló el pulso. Además, una serie de buenas defensas y buenos ataques le dieron la vuelta al marcador, que definitivamente mostró un ajustadísimo 53-50. Un partido que, sin lugar a dudas, sirve para crecer como equipo.

Desde el club, quisiéramos desear una pronta recuperación del jugador de CEM Hospitalet, Oliver Gil.

[Català]

Global Basket tenia un repte molt complicat. El conjunt vallesà disputava el partit corresponent a la segona jornada de la Lliga Nacional amb l’absència d’un jugador franquícia com Sergio Gómez. L’equip sabia, per tant, que si volia emportar-se el partit havia de donar un pas més tant en atac com en defensa. En aquest cas, l’equip dirigit per Òscar Trigo mesurava les seves forces a casa contra CEM Hospitalet.

L’inici del partit ja va deixar entreveure que seria un matx complicat. La manca d’idees en atac provocava que l’equip local seleccionés malament els tirs. La fluixa defensa causava que el conjunt visitant disposés de situacions còmodes en atac. Amb tot, el marcador al final del primer període era d’empat a 10.

Una tònica similar es va viure en el segon quart, amb l’agreujant que els tirs que en l’anterior parcial havien entrat, en aquest no ho van fer. Global Basket patia principalment perquè no hi havia balanç defensiu, cosa que permetia al conjunt visitant finalitzar amb accions de contraatac fàcils. Això va propiciar que el segon quart acabés amb un avantatge de quatre punts per a CEM; situant el marcador en 23-27 favorable al quadre visitant.

En el tercer quart es va produir la jugada més transcendental del partit. El jugador del conjunt visitant, Oliver Gil, va haver de ser hospitalitzat per una bretxa al cap produïda per un fortuït cop contra la cadira d’un jugador de Global Basket. En aquells instants, l’equip seguia en la mateixa línia, erràtic en el tir i tou en defensa. El marcador al final d’aquest quart va ser de 33-37 per als visitants.

En el quart temps, Global Basket va desenvolupar el joc amb el que més còmode se sent, pressionant a tota la pista, provocant errors del conjunt visitant. Els tirs que no van entrar en els anteriors períodes aquest cop sí que ho van fer, aconseguint portar el xoc a la pròrroga, amb el marcador de 45 iguals.

Els últims cinc minuts del partit van estar carregats de tensió en què el conjunt sabadellenc no li va tremolar el pols. A més, una sèrie de bones defenses i bons atacs li van donar la volta al marcador, que definitivament va mostrar un ajustadíssim 53-50. Un partit que, sense cap dubte, serveix per créixer com a equip.

Des del club, voldríem desitjar una prompta recuperació al jugador de CEM Hospitalet, Oliver Gil.

Imágenes cedidas por Marc González Alomà

Deja un comentario